DIA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

Thursday, November 24, 2016

Asmet Salud EPS, continua vinculándose a las celebraciones internacionales que propenden por una mejor calidad de vida de la comunidad en general, por ello no es indiferente a los fenómenos culturales y sociales que continúan afectando la salud y sana convivencia de los colombianos y en esta ocasión en particular, de las mujeres.

¿Por qué este Día internacional? Debido a que…

  • La violencia contra la mujer es una violación de los derechos humanos
  • La violencia contra la mujer es consecuencia de la discriminación que sufre, tanto en leyes como en la práctica, y la persistencia de desigualdades por razón de género
  • La violencia contra la mujer afecta e impide el avance en muchas áreas, incluidas la erradicación de la pobreza, la lucha contra el VIH/SIDA y la paz y la seguridad
  • La violencia contra las mujeres y las niñas se puede evitar. La prevención es posible y esencial

La violencia contra la mujer es todo acto de violencia de género que pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada".

La violencia contra la mujer puede tener consecuencias mortales, como el homicidio o el suicidio, asimismo, puede producir lesiones, y el 42% de las mujeres víctimas de violencia de pareja refieren alguna lesión a consecuencia de dicha violencia.

La violencia de pareja y la violencia sexual pueden ocasionar embarazos no deseados, abortos provocados, problemas ginecológicos, e infecciones de transmisión sexual, entre ellas la infección por VIH, tambien aumenta la probabilidad de aborto involuntario, muerte fetal, parto prematuro y bebés con bajo peso al nacer.

Estas formas de violencia pueden ser causa de depresión, trastorno de estrés postraumático, insomnio, trastornos alimentarios, sufrimiento emocional e intento de suicidio. En el mencionado estudio se observó que las mujeres que han sufrido violencia de pareja tenían casi el doble de probabilidades de padecer depresión y problemas con la bebida. La tasa fue aún mayor en las que habían sufrido violencia sexual por terceros.

Entre los efectos en la salud física se encuentran las cefaleas, lumbalgias, dolores abdominales, fibromialgia, trastornos gastrointestinales, limitaciones de la movilidad y mala salud general.

La violencia sexual, sobre todo en la infancia, también puede incrementar el consumo de tabaco, alcohol y drogas, así como las prácticas sexuales de riesgo en fases posteriores de la vida.

Según la información reportada al SIVIGILA, esta es la estadística de los casos de violencia presentados en ASMET SALUDen lo que llevamos corrido de este año 

Los niños también se afectan con la violencia contra las mujeres…

Los niños que crecen en familias en las que hay violencia pueden sufrir diversos trastornos conductuales y emocionales. Estos trastornos pueden asociarse también a la comisión o el padecimiento de actos de violencia en fases posteriores de su vida.
La violencia de pareja también se ha asociado a mayores tasas de mortalidad y morbilidad en los menores de 5 años (por ejemplo, por enfermedades diarreicas y malnutrición).

La violencia contra la mujer nos afecta a todos…

Los costos sociales y económicos de este problema son enormes y repercuten en toda la sociedad. Las mujeres pueden llegar a encontrarse aisladas e incapacitadas para trabajar, perder su sueldo, dejar de participar en actividades cotidianas y ver menguadas sus fuerzas para cuidar de sí mismas y de sus hijos.

Que se puede hacer?

Fomentar desde las instituciones educativas la tolerancia, el respeto y los derechos humanos sexuales y reproductivos.
Mejorar la comunicación con todos los miembros de la familia, construir relaciones interpersonales basadas en el respeto y el amor.
Disminuir el consumo de alcohol y sustancias psicoactivas.
Conocer las leyes y políticas que existen de protección a la mujer, que fomentan la igualdad de género y que ayuden a adoptar normas culturales más pacíficas.
Si ya es víctima de violencia debe buscar información y ayuda en instituciones de salud, en ICBF, CAIVAS, comisarías de familia.