¿Eres mujer trabajadora y estás en embarazo? Esta información te interesa.

Adaptarse a la llegada de un recién nacido, implica diversos cambios que no pueden pasarse por alto, tanto para los padres como para sus familias. Por ello la Ley contempla las licencias de maternidad y paternidad (Ley María) dándoles especialmente a las mujeres embarazadas que trabajan, y en menor medida a los hombres, la oportunidad de cuidar a sus bebés durante los primeros meses de vida y prolongar la lactancia exclusiva.

 

La licencia de maternidad es un beneficio de 18 semanas de descanso remunerado que se otorga a las mujeres, trabajadoras y cotizantes del Sistema de Seguridad en Salud, que han dado a luz, han adoptado un bebé o su embarazo ha terminado en aborto o nacimiento con bebé muerto.

 

¿Cómo se puede tomar la Licencia de Maternindad?

  • Esta licencia puedes tomarla 1 o 2 semanas antes de la fecha probable de parto, en caso de  adopción, las 18 semanas empezarán a correr a partir de la fecha de la entrega del menor y se cuenta en días calendario, incluyendo sábados, domingos y festivos.
  • Si  tu bebé nace prematuro, se tendrá en cuenta la diferencia entre la fecha gestacional y el nacimiento a término y éste tiempo será sumado a las 18 semanas reglamentarias y en el caso de partos múltiples, el beneficio es de 20 semanas.
  • Si el embarazo termina en aborto o parto con bebé fallecido la madre tiene derecho a una licencia de 2 a 4 semanas, remunerada con el salario que devenga en el momento de iniciar el descanso.

 

Por su parte la licencia de paternidad para los hombres es de 8 días hábiles, no obstante, en caso de fallecimiento de la madre el padre podrá tomar las 18 semanas.

 

Una vez finalizada la licencia, hasta que el bebé cumpla los 6 meses el empleador está en la obligación de otorgar dos descansos de treinta (30) minutos cada uno, dentro de la jornada para amamantar a su hijo sin descuento alguno del salario por dicho concepto.

Requisitos para solicitar la Licencia de Maternidad y Paternidad

 

  • Si el bebé nace prematuramente, se deberá anexar al certificado de nacido vivo y la certificación expedida por el médico tratante en la cual se identifique diferencia entre la edad gestacional y el nacimiento a término, con el fin de determinar en cuántas semanas se debe ampliar la licencia de maternidad o determinar la multiplicidad en el embarazo.
  • Si el parto es normal, antes de la semana 37 de gestación, solicitar al médico de la IPS la licencia preparto, que corresponde a 1 o 2 semanas anteriores al nacimiento del bebé. Una vez nacido el bebé, es necesario presentar al médico de la IPS el registro civil de nacimiento para solicitar la Licencia Postparto con las semanas que hacen falta.
  • En caso de adopción, es necesario presentar la sentencia de entrega del hijo o hija, al médico de la IPS para remitirla a la entidad donde labora la madre.
  • En el caso del fallecimiento del bebé debe tener el certificado expedido por el respectivo médico y  cumplir con todos los requisitos de ley para tener derecho. Estos son:
  • Haber cotizado al Sistema General de Seguridad Social en Salud todo el tiempo de gestación.
  • No tener deudas con el Sistema.
  • Haber pagado oportunamente las cotizaciones durante el periodo de gestación, o si hubo demora en en el pago, pagar los interese moratorios correspondientes.
  •  Si el embarazo terminó en nacimiento de bebé vivo (así este muera unos minutos o días después de nacer), la madre tiene derecho a una licencia de maternidad de 18 semanas, remunerada con el salario que devenga en el momento de iniciar el descanso.
  • Para la licencia remunerada de paternidad, el único soporte valido es el registro civil de nacimiento, el cual deberá presentarse a la EPS a más tardar dentro de los 30 días siguientes la fecha del nacimiento del menor. La licencia remunerada de paternidad estará a cargo de la EPS, para lo cual se requerirá que el padre haya estado cotizando efectivamente durante las semanas previas al reconocimiento de la licencia remunerada de paternidad.