¿Pueden despedirme de mi trabajo durante el embarazo?

En el Código Sustantivo del Trabajo de Colombia, se prohíbe despedir a la trabajadora por motivo de embarazo o lactancia. 

Se considera que el despido se ha efectuado por motivo de embarazo o lactancia, cuando ocurre dentro del periodo del embarazo, dentro de los tres meses posteriores al parto, y sin autorización de las autoridades competentes (Ministerio del Trabajo).

Si te despiden sin autorización de las autoridades competentes, tienes derecho al pago de una indemnización equivalente a los salarios de 60 días, fuera de las indemnizaciones y prestaciones que tengan lugar de acuerdo con tu contrato de trabajo.

Si te despiden mientras estás embarazada, y no has disfrutado de la licencia por maternidad, tendrás derecho al pago de las 18 semanas de descanso remunerado. En caso de parto múltiple tendrás el derecho al pago de dos semanas adicionales, y en caso de que el bebé sea prematuro, al pago de la diferencia de tiempo entre la fecha del alumbramiento y el nacimiento a término (como se explicó en el apartado titulado ¿Qué sucede si mi bebé es prematuro o tengo múltiples?).

Para que un empleador pueda despedir a una trabajadora durante el periodo de embarazo o los tres meses posteriores al parto, necesita la autorización del inspector de trabajo, o del alcalde municipal en los lugares donde no existiere aquel funcionario.

Para dar por terminado el contrato de trabajo a una trabajadora en condiciones de maternidad, el empleador deberá solicitar la autorización al Inspector de Trabajo, argumentando alguna de las justas causas contempladas en el Artículo 62 y 63 del Código Sustantivo del Trabajo. Antes de tomar una decisión, el funcionario debe oír a la trabajadora y practicar todas las pruebas conducentes solicitadas por las partes.
 

Tomado de babycenter.com