El nacimiento de un bebé debe ser planeado

Convertirse en padres a temprana edad trae repercusiones en la salud de los adolescentes, además de diferentes retos a los que se verán enfrentados por la llegada de una nueva vida al mundo.

Los 26 de septiembre de cada año se celebra el Día de la Prevención del embarazo no planificado (DPEA) el cual comenzó en Latinoamérica en el año 2003 y fue creado buscando informar y educar sobre el tema.

Por ello ante el incremento de embarazos en adolescentes es necesario que quienes están en contacto con población adolescentes se realicen los siguientes cuestionamientos. ¿Es falta de información?¿Hay un exceso de confianza en la población adolescente?¿Cuáles son las barreras de acceso hacia servicios de anticoncepción?¿En qué se está fallando?¿Cuáles son las fallas en la comunicación entre padres y adolescentes?

 

Todas las respuestas deben encaminarse hacia la garantía de información completa y transparente con los adolescentes, la eliminación de barreras de acceso hacia servicios de atención para la anticoncepción, respeto por las decisiones de jóvenes y adolescentes sobre su salud sexual y reproductiva con enfoque diferencial que le favorezca la confianza de esta población en los servicios de salud.

 

También es importante que los adolescentes se pregunten:

¿Cuántos hijos quieren tener?... ¿Cada cuánto los van a tener?... ¿Cuántos pueden mantener? preguntas importantes para discutir en pareja, pues el nacimiento de un bebé debe ser planeado. La preparación tanto física como mental y emocional de los futuros padres es vital para favorecer la salud de la madre y el recién nacido.

Según la Organización Mundial de la Salud las complicaciones durante el embarazo y el parto son la segunda causa de muerte entre las muchachas de 15 a 19 años en todo el mundo. Cuanto más joven sea la madre, mayor el riesgo para el bebé, pues los recién nacidos de madres adolescentes tienen una mayor probabilidad de registrar peso bajo al nacer, con el consiguiente riesgo de efectos a largo plazo.