¡Tú puedes prevenirlo! Tómate la citología

Monday, March 26, 2018

El cáncer se produce cuando las células normales del cuello del útero empiezan a transformarse y crecen de manera descontrolada. Aunque principalmente se ha asociado a la presencia del virus de papiloma humano, el contacto con este no implica la aparición de células cancerígenas, la gran mayoría de infecciones por VPH desaparecen o aclaran espontáneamente sin necesidad de tratamiento y, otras progresan a lesiones de alto grado.

 

El cáncer es el resultado de la confluencia de diversos factores de riesgo, entre los que se encuentran:

 

  • Presencia de VPH 16 y 18, principalmente. Los tipos 16 y 18 causan cerca del 60 a 70% de todas las lesiones precursoras y los cánceres invasores a nivel mundial.
  • Co-infección con otros agentes de transmisión sexual como Chlamydia o virus del Herpes.
  • Inicio de relaciones sexuales a temprana edad, ello aumenta la probabilidad de tener compañeros sexuales a lo largo de la vida y posible exposición a VPH.
  • Abuso sexual infantil (generalmente es realizado por hombres mayores y que ya han iniciado vida sexual) y prostitución.
  • Deficiencia del sistema inmune, este es el responsable de aclarar la infección por VPH. Si existe una condición de inmunosupresión, será más difícil que la infección remita de manera espontánea.
  • Multiparidad: Existen estudios que indican que las mujeres que han tenido cinco o más embarazos a término podrían tener un riesgo ligeramente aumentado de desarrollar un cáncer de cuello uterino. Algunos estudios señalan los cambios hormonales e inmunitarios que se producen durante el embarazo como explicación a este riesgo aumentado.
  • Anticoncepción hormonal: la evaluación de la asociación entre los anticonceptivos hormonales y el cáncer cervical es complicada por el posible factor de confusión con la conducta sexual (generalmente las mujeres no combinan el método con el uso de condón).
  • Tabaquismo: Se han identificado productos derivados del tabaco en el moco vaginal de las mujeres fumadoras. Las mujeres fumadoras con una infección por el VPH tienen mayor riesgo de desarrollar un carcinoma escamoso del cuello uterino. El tabaquismo también reduce la respuesta inmunitaria a las infecciones.
  • Las mujeres con dietas bajas en frutas y verduras pueden tener un riesgo mayor de cáncer de cuello uterino. El sobrepeso se ha asociado con un mayor riesgo de adenocarcinoma de cuello uterino.

 

Los estadios tempranos son asintomáticos y sólo se relacionan con síntomas en casos de crecimiento tumoral. Dado que las manifestaciones son inespecíficas, se requiere el estudio de las células del cuello del útero a través de la toma de citología.

 

El objetivo de las pruebas para detectar el cáncer de cuello uterino consiste en encontrar los cambios de las células del cuello y los cánceres cervicales temprano, antes de que empiecen a causar síntomas.

 

La citología está indicada para mujeres entre 25 y 69 años o menores de 25 años con vida sexual activa. La razón por la cual no se dirige a mujeres por debajo de los 25 años, se relaciona con la alta tasa de regresión de estas lesiones en este grupo de edad, lo que implica una elevada inversión de recursos con baja efectividad sobre la mortalidad.

 

Mujer si tienes entre 9 y 17 años hazte aplicar la vacuna del Virus del Papiloma Humano (VPH), acude a la citología a partir de los 25 años de edad o tres años después de haber tenido relaciones sexuales.

 

 

Elaborado por: Paula Andrea Tose Vergara. Profesional GIRS Sede Nacional.