Conoce la importancia del control prenatal

Friday, March 9, 2018

El embarazo es una experiencia maravillosa y única que debe ser disfrutada al máximo por los futuros padres, pero conlleva una gran responsabilidad, pues de los cuidados que se tengan desde el inicio del mismo, dependerá el crecimiento y desarrollo del bebé.

 

Por eso es aconsejable planificar el embarazo, para que cualquier inconveniente sea tratado a tiempo. Desde el primer momento en que la mujer cree estar en embarazo debe acudir al médico para iniciar el control prenatal, que permite hacer seguimiento e identificar factores de riesgo tanto en la madre como en el bebé.

 

Todas las mujeres embarazadas, sin excepción, deben realizar su control prenatal así; hasta la semana 28 deben ser mensuales, luego, las consultas deben ser cada 2 semanas hasta la semana 36 y desde la semana 37 deben ser semanales, hasta el parto o cesárea.

 

En condiciones de bajo riesgo y pacientes sin problemas se puede utilizar un esquema más flexible y con menor número de consultas, pero esto depende del criterio del médico en común acuerdo con su paciente, por el contrario, si el médico determina que la madre presenta un embarazo de alto riesgo, lo más probable es que se den con mayor frecuencia.

 

Si la mujer tiene deseos de embarazarse, puede consultar a su IPS más cercana y solicitar una consulta médica preconcepcional para diagnosticar a tiempo cualquier alteración.

 

Las actividades, consultas o exámenes para la atención integral de las mujeres gestantes que ofrece Asmet Salud EPS y que no tienen ningún costo para sus usuarias, son:

  • Consulta por médico y enfermera.
  • Consulta Por ginecología.
  • Consulta por Nutrición.
  • Consulta por odontología.
  • Examen para identificar VIH.
  • Examen para identificar Sifilis.
  • Examen para indetificar Hepatitis B.
  • Entre otros examenes.
  • Ecografías obstétrica entre las 10 y 13 semanas con el fin de detectar embarazos múltiples, algun tipo de malformación fetal, riesgo de preclampsia entre otros.
  • Ecografía entre las 18 y 23 semanas para detectar malformaciones estructurales, riesgo de preclampsia, restricciones de crecimiento intrauterino entre otros.
  • Vacunación.
  • Curso de preparación para el parto.

 

Las señales o signos de alarma a las que una mujer gestante debe estar pendiente para acudir inmediatamente al médico son:

  • Dolor de cabeza persistente o intenso.
  • Escuchar campanitas.
  • Visión Borrosa o ver estrellitas.
  • Fatiga o dificultad para respirar.
  • Dolor abdominal, debajo de las costillas derechas.
  • Disminución o ausencia de los movimientos del bebé.
  • Sangrado vaginal.
  • Salida de líquido por vagina.
  • Flujo vaginal abundante, con olor desagradable de cualquier color o que contenga sangre.
  • Ardor al orinar, cambio del color en la orina a rojo o similar a color de agua de panela.
  • Contracciones uterinas persistentes.
  • Fiebre.
  • Diarrea.

 

Para Asmet Salud EPS es muy importante que todas las embarazadas, sus parejas, familia y comunidad conozcan todo sobre la atención prenatal, una oportunidad para preguntar y resolver las dudas que se tengan sobre los derechos, el embarazo, el parto y los cuidados del bebé.

 

¡Asmet Salud cuida la salud de su familia!