Cáncer de colon, alta incidencia de mortalidad

Monday, April 2, 2018

El cáncer de colon es una enfermedad que se desarrolla debido a que las células de esta parte del cuerpo se transforman en malignas y empiezan a crecer de manera desordenada, adquieren la posibilidad de viajar a otros órganos para invadirlos. 

 

Esta enfermedad ocupa el cuarto lugar de incidencia y mortalidad para el sexo masculino y el tercero para el sexo femenino. A su vez, se produce como consecuencia de una compleja interacción de factores hereditarios y ambientales (alimentación y el estilo de vida), por lo cual es uno de los tumores más prevenibles.

 

Este cáncer con frecuencia no presenta síntomas hasta una etapa avanzada y estos varían de acuerdo con la localización en el colon. Entre los síntomas se encuentran: 

 

•    Sangre en las heces: es uno de los síntomas más frecuentes del cáncer colorrectal. Puede tratarse de sangre roja o negra. 
•    Cambio en el ritmo de las deposiciones: Aparece diarrea o estreñimiento en personas con ritmo intestinal previo normal, aunque, lo más frecuente es que se intercalen periodos de estreñimiento con periodos de diarrea.
•    Heces más estrechas: porque el tumor está estrechando el intestino y no permite el paso de las heces normalmente.
•    Tenesmo o sensación de evacuación incompleta: Suele aparecer en tumores localizados en el recto o en el colon izquierdo.
•    Dolor abdominal: suele ser un síntoma frecuente, aunque generalmente, se trata de un dolor inespecífico.
•    Cansancio extremo o pérdida de peso sin causa aparente: son síntomas generales e inespecíficos.

 

Si bien en algunos casos existen antecedentes de lesiones precursoras (pólipo adenomatoso o adenoma), otros cuantos son esporádicos y se desarrollan en personas que no presentan factores personales ni hereditarios. Por esto, es necesario que las personas que tienen familiares con cáncer de colon o presencia de pólipos intestinales, se sometan a colonoscopias con cierta frecuencia y consulten en caso de detectar algo anormal. 

 

Para la prevención del cáncer de colon es necesario:

 

•    Realizar ejercicio físico: mínimo 30 minutos tres veces a la semana.
•    Evitar el sobrepeso y la obesidad.
•    Consumir más frutas y verduras así como alimentos con alto contenido de fibra como el mango, la piña, las pasas, la guanábana, la papaya y la mandarina.
•    Limitar el consumo de alcohol y cigarrillo.

 

Es importante consultar si se presenta algún síntoma. Recuerde que si se detecta a tiempo la enfermedad puede curarse.

 

Elaborado por: Paula Andrea Tose Vergara. Profesional GIRS Sede Nacional.