Epilepsia, enfermedad crónica que se presenta a cualquier edad

Monday, May 21, 2018

La epilepsia es una enfermedad crónica, caracterizada por convulsiones recurrentes no provocadas. Puede ser genética o puede presentarse en personas que tienen una historia pasada de trauma al nacer, infecciones cerebrales o lesiones en la cabeza.

 

Según la Guía de intervención mhGAP de la Organización Mundial de la Salud, las crisis son causadas por descargas anormales en el cerebro y pueden ser de diferentes formas; las principales son las convulsivas y las no convulsivas.

 

La epilepsia no convulsiva tiene características tales como alteraciones de la conciencia, conducta, emociones, o sentidos, (por ejemplo, del gusto, olfato, visión o audición) de modo similar a los trastornos de salud mental por lo que se pueden confundir con éstos.

 

La epilepsia convulsiva se caracteriza por la contracción muscular repentina que provoca  que la persona se caiga y permanezca rígida, seguida de episodios en los que se alterna la relajación y rigidez muscular, con o sin pérdida de control intestinal o urinario. Este tipo de epilepsia está asociado con mayor estigma y mayor morbilidad y mortalidad.

 

La inmensa mayoría de crisis convulsivas se pueden controlar (detener o reducir significativamente) mediante el uso de medicamentos antiepilépticos, por lo cual se hace necesario asistir a la consulta por un médico entrenado en el reconocimiento de signos y síntomas, desde los servicios de baja complejidad (no necesariamente por un neurólogo u otro especialista) para obtener un diagnóstico oportuno y un efectivo tratamiento.

 

Para Asmet Salud EPS la atención integral de las personas con epilepsia y sus familias, se basa en el reconocimiento de cada uno de los momentos del curso de vida, por eso es indispensable tener en cuenta el momento en el que aparece la primera crisis, así como de identificación de los contextos o entornos en los que se desarrolla.
Por lo anterior, la familia requiere de una orientación práctica que le permita enfrentar con objetividad la condición de epilepsia y que incluya los siguientes factores:

  • Comprensión: tener en cuenta lo que significa el diagnóstico
  • Comunicación: es necesario que exista un intercambio de información entre la familia y el equipo de profesionales que tienen relación con el tratamiento porque todos los procedimientos son nuevos para la familia.
  • Orientación: dirigida a mantener las condiciones que eran favorables antes de la crisis.
  • Información: debe ser clara, precisa y veraz.
  • Respuestas oportunas: tener en cuenta los elementos desencadenantes de nuevas crisis, en qué momento del tratamiento está la persona y retomar en consecuencia nuevamente el proceso educativo.

 

Precauciones que se deben tomar en casa durante las crisis epilépticas:

  • Acueste a la persona sobre su costado, con su cabeza girada hacia el costado para ayudarla con la respiración y evitar que aspire secreciones y vomite.
  • Asegúrese que la persona está respirando adecuadamente.
  • No trate de restringir a la persona ni colocarle nada en la boca.
  • No le dé medicaciones, líquidos o respiración boca a boca.
  • Permanezca con la persona hasta que la convulsión termine y la persona se despierte, mida el tiempo.
  • Algunas veces las personas con epilepsia saben o sienten que les viene la crisis. En ese caso, deben acostarse en algún lugar seguro para protegerse con las caídas.
  • Tranquilice a la persona cuando se recupere y ayúdela a orientarse.
  • Recuerde que la epilepsia no es contagiosa, de manera que nadie va a tener una convulsión por haber ayudado.

 

 

Forografía katemangostar Freepik