LA HEPATITIS, UN PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA

Friday, August 1, 2014

La hepatitis es una inflamación que afecta  al hígado y puede ser infecciosa, inmunitaria o tóxica. Existen cinco tipos de virus de la hepatitis: A, B, C, D y E, todos ellos son causa de enfermedad, discapacidad crónica, muerte, brotes y potencial propagación epidémica. ASMET SALUD EPS, como acciones de prevención frente a esta enfermedad, ha participado activamente con las secretarias de salud en jornadas y campañas de vacunación que se han adelantado en todos los municipios donde tiene población afiliada, brindando información sobre dicha enfermedad, así como hábitos higiénicos y autocuidado.

La Asamblea Mundial de la Salud designó cada 28 de julio como “El Día Mundial de la Hepatitis” con el propósito de hacer visible los problemas causados por las hepatitis virales y las soluciones disponibles que se tiene para confrontar estas enfermedades, las cuales se reconocen como problema de salud pública y es el punto de partida para fomentar la educación continua sobre el tema y las medidas de prevención y control en todo el país ya que por desconocimiento o información insuficiente no se previene llevando a que muchas personas que no presentan síntomas aún son portadores del virus sin saberlo aumentan la posibilidad de transmisión.
La promoción de la salud juega un rol importante en la prevención de la transmisión de la hepatitis,  como sexo seguro, uso racional y seguro de jeringas y transfusión segura de sangre que pueden proteger a las personas de contraer hepatitis.
ASMET SALUD EPS invita a conocer más sobre esta enfermedad, cómo se transmite, cómo se previene y algunas medidas de prevención que se deben tomar frente a la hepatitis.
¿Cómo se presenta la hepatitis viral?
La hepatitis puede presentarse como infección aguda o crónica. La infección aguda  puede  manifestarse  sin síntomas  o con   síntomas   limitados.    Los   síntomas 
típicos de la hepatitis son ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos), orina oscura, fatiga extrema, náuseas,  vómitos y dolor abdominal. La infección crónica puede conducir a cirrosis, falla hepática o cáncer de hígado. El virus de la hepatitis B y C son causa principal de la hepatitis crónica en millones de personas.  
 
¿Cómo se transmite la hepatitis viral? 
• La hepatitis viral se transmite de diferentes formas según el tipo de hepatitis:
- Los tipos A (HAV) y E (HEV) son típicamente transmitidos a través de agua o alimentos contaminados. La transmisión de ambos tipos de virus está asociada con la falta de saneamiento y de hábitos de higiene, como el lavado de manos. 
- Los tipos B (HBV),  C (HCV)  y D (HDV) se contraen a través de la sangre de las personas infectadas,  en el caso de las hepatitis B y C, también a través de sexo sin protección. El virus de la hepatitis D infecta solamente personas que ya están infectadas por el virus de la hepatitis HBV y puede agravar la enfermedad.
¿Cómo se puede prevenir la hepatitis viral? 
Según el tipo de virus de la hepatitis y vías de transmisión,  las medidas de prevención varían. Sin embargo, una manera fácil para evitar la infección es a través de la práctica de  normas de higiene básica, evitar el contacto con sangre u otros fluidos corporales contaminados. Igualmente, se debe evitar la toma de agua y/o alimentos contaminados o con baja calidad sanitaria. 
 
 

Proyectó: Cristina de Angeli Ordóñez / Profesional de Riesgo en Salud
Editó: CS Alexandra Ramírez / Profesional de Comunicaciones