Vasectomía y virilidad, mitos y Tabúes

Monday, June 12, 2017

La vasectomía es un procedimiento quirúrgico que se realiza al hombre cuando ha decidido no tener más hijos. Mediante anestesia local y a través de una pequeña incisión en el escroto, se localizan y se seccionan los conductos para evitar la salida de los espermatozoides en el líquido seminal.
 

Al ser un procedimiento quirúrgico, es probable que se presente infección, hinchazón o dolor prolongado, no obstante, el seguir las recomendaciones posoperatorias estos riesgos se reducen considerablemente.


Como método anticonceptivo, la vasectomía es uno de los más eficaces, casi el 100% para evitar embarazos, no obstante, se debe esperar entre 1 y 3 meses para que el semen deje de tener esperma. El médico le indicará cuando esto suceda después de los exámenes que se requieren para comprobarlo.


Éste método es práctico para quien tiene una relación estable y en pareja han decidido que no quieren tener hijos o no quieren tener más. El objetivo de la vasectomía es que sea permanente, aunque podría ser reversible teniendo en cuenta ciertos factores, y si bien es un procedimiento común, despierta muchos fantasmas y miedos que dan lugar a mitos y tabúes.

Rompe con todas las falsas creencias,
acércate a tu IPS asignada para
preguntar por el procedimiento y
de esta manera planificar el número
de hijos que deseas tener.

Falsas creencias

  1. Es totalmente falso que la vasectomía provoque disfunción eréctil.
  2. Los conductos que se seccionan no tienen nada que ver con el mecanismo de la erección.
  3. La producción espermática sigue igual pues los espermatozoides se producen en los testículos y a ellos no se les hace nada. Lo único que se hace es impedir el paso de los espermatozoides hacia el líquido seminal al interrumpirles el camino.
  4. Es falso que la vasectomía aumenta el riesgo de cáncer de próstata.
  5. Es falso que la vasectomía causa impotencia, no disminuye el deseo sexual, la erección ni afecta la masculinidad.
  6. Estar estéril no es sinónimo de estar impotente, no es castración, ya que no se remueven los testículos. Lo único que impide la cirugía es el paso de espermatozoides durante el orgasmo.
  7. Es falso que requiere hospitalización y anestesia general, este es un proceso ambulatorio, regresa al hogar el mismo día y la anestesia es local
  8. La vasectomía no es dolorosa, los pacientes refiere que el dolor es mínimo durante el procedimiento
  9. No produce esterilidad inmediatamente después de realizarse la vasectomía. Puede tardarse de uno hasta tres meses para que el semen aparezca sin espermatozoides
  10. Con la vasectomía no se pierde la eyaculación pues el semen se produce en la vesícula seminal y no en los testículos que es donde se producen los espermatozoides.
  11. Es falso que 100% irreversible, si bien hay que hacerla como si fuera definitiva, existe una cirugía inversa a la vasectomía en la que se puede revertir el procedimiento pero no asegura volver a la fertilidad.